Bali la perla de archipiélago malayo
Paisajes impresionantes decoran toda la zona

 

Indonesia es tierra de cultura ancestral, bellezas inimaginables y placeres para el cuerpo y el espíritu, y Bali, la llamada Isla de los Dioses, es una de sus postales más conocidas; con sus paisajes llenos de colinas y montañas, una escarpada línea costera, imponentes terrazas donde se cultiva el arrozladeras volcánicas para ver y conocer, proveen de un colorido telón de fondo para los visitantes que encuentran en este lugar, un serio contendiente al título de “paraíso en la tierra”. Este es uno de los destinos insulares más populares en todo el planeta, por lo que ha sido ganador de numerosos premios en turismo, con ofertas para todos desde mochileros, hasta viajeros cinco estrellas.

Bali es una de las más de 17 mil islas del archipiélago malayo, y una de las llamadas Islas menores de la Sonda, y está ubicada entre Java y Lombok; posee unos 144 km de extensión, y es hogar de unos cuatro millones de personas, cifra que puede aumentar considerablemente con la llegada de los turistas provenientes de todo el globo. La combinación de gente amable y hospitalaria, con amplias inclinaciones culturales y espirituales, son un imán a estos puertos.

Bali la perla de archipiélago malayo
Playas de aguas cristalinas

 

Pura Puseh (Templo del Origen), Pura Desa (Templo de la Villa) y Pura Dalem (Templo de los Muertos) es el conjunto de edificios religiosos que pueden encontrarse en cada población y que son dignos de visitar, junto a Ubud, la capital artística de la isla o los muchos monumentos conmemorando momentos históricos del lugar.

La gastronomía es uno de los puntos fuertes en Bali, se recomienda el babi guling (cerdo rostizado),bebek betutu (pato oscurecido) o las urutan (salchichas locales), sin olvidar las ensaladas lawar, o el plato de frutos del mar sate lilit.

Relacionados