Cabo Verde se esconde entre las aguas del Atlántico
Costas de Cabo Verde

 

África es hogar de algunos de los parajes más hermosos e interesantes del planeta, desde sus extensas llanuras, su ciudades complejas y tradicionales, hasta sus costas, bañadas por las aguas del océano, en esta última categoría se encuentra Cabo Verde, uno de los archipiélagos de los pertenecientes a la Macronesia, que se ha convertido en lugar de visita para gran cantidad de turistas de todo el mundo, que se atreven a vivir experiencias inigualables; a pesar de la poca infraestructura real para el turismo, este lugar, presenta muchas posibilidades para los más aventureros y aquellos que quieran visitar horizontes que la mayoría no pensaría.

Cabo Verde está formado por una decena de islas, dos habitadas y el resto sin población fija, pero que son punto de llegada para muchos viajeros que recorren el archipiélago, permitiéndose vivir plenamente las diferencias entre unas y otras.

Influencias suramericanas, europeas y africanas se combinan en estas tierras, que tiene como idioma oficial el portugués, ambiente tropical y gastronomía exquisita, todo suma para hacer de un viaje a este paraíso perdido en el océano Atlántico, una travesía distinta y entrañable.

Isla Sal con su aridez sobrecogedora y picos que pintan un paisaje fuera de este mundo, San Antonio con su fascinante historia y que presenta dos tipos de clima diferentes en la misma isla, todo un espectáculo poder cambiar de escenario con solo ir de norte a sur; San Vicente es ideal para practicar deportes acuáticos, dada la formación de su costa, mientras que la diversidad de Santiago, es atrayente, desde las altas montañas, a planicies, bosques y valles, todo en el mismo lugar.

Relacionados