La isla Sentinel del Norte está ubicada en el misterioso Océano Índico. Oficialmente, pertenece a la India, pero ha permanecido aislada desde tiempos inmemoriales. Sus pobladores parecen haberse detenido en la edad de piedra y se comunican con sus códigos particulares. Lo que despierta la curiosidad de los viajeros del mundo es qué hay en ella, pues son pocos quienes han logrado adentrarse en la isla para no volver a ser vistos.

Si decides emprender el viaje a Sentinel del Norte, debes saber que al acercarte a la orilla de la Isla, una lluvia de flechas comenzará a caer sobre ti pues los nativos defienden sus preludios con una fiereza indómita.

Los ataques de los sentineleses

  • Se dice que en el Siglo XIX, muchos barcos chocaban contra las rocas de la Isla y los náufragos, tratando de llegar a la orilla, eran atacados con flechas.
  • En 1897, un fugitivo fue hallado por la policía con la garganta cortada y el cuerpo lleno de flechas. Al ver esto, los policías se apresuraron en abandonar Sentinel.
  • En 1981, el barco The Primrose encalló en la orilla. Los sentineleses reaccionaron como es su costumbre y tanto pasajeros como tripulación tuvieron que ser rescatados por aire.
  • En el 2006, los isleños mataron a dos pescadores que fueron arrastrados hasta la isla debido al mal tiempo.
  • Aunque grupos de científicos y antropólogos han tratado de establecer un acercamiento pacífico, en general, los esfuerzos han sido en vano; salvo en 1991, cuando un científico indio logró atraer la atención de los isleños con unos cubos rojos de plástico. Aunque no hubo ataque, tampoco hubo acercamiento ni interacción.

¿Qué se sabe de Sentinel del Norte?

Los antropólogos del mundo han determinado que deben existir alrededor de 400 pobladores y que es posible que se trate de la tribu más aislada del mundo. Sus sistemas de comunicación no guardan relación con el de las islas Adamán. Por su parte, los científicos concuerdan en que este grupo de nativos ha permanecido tan aislado que no debe poseer inmunidad ante las enfermedades del exterior.

El gobierno de India no tiene intenciones de intervenir en la vida de los sentineleses y protege a los turistas curiosos de las visitas hacia este destino por ser considerado como un destino peligroso.

Relacionados