Jordania quizá no sea el primer país en que se piensa para turismo y diversión, pero la realidad es que un punto en esta nación se llena de cantidades de visitantes que mueren de ganas por conocer uno de los enclaves arqueológicos más importantes y hermosos del planeta; la ciudad de Petra, una locación que fue de hecha excavada en la roca, ubicada al este del valle del Arabah, a medio camino entre el mar Muerto y el Golfo de Aqaba, una auténtica ciudad esculpida por las manos humanas.

 

Petra, una ciudad sacada de la roca

Petra, que en griego se traduce exactamente como “piedra”, no podría poseer un nombre más perfecto, pues no se trata de una localidad construida a base de piedras halladas en canteras locales, sino de un emplazamiento tallado en la roca de las laderas que componen este valle angosto a unos 200 kilómetros de la capital jordana Ammán, y que se ha convertido en unas de las “siete maravillas del mundo moderno” elegidas en el 2007, como parte de una encuesta realizada a nivel global.

Petra, una ciudad sacada de la roca

Los turistas que se dan cita en este lugar añoran ver algunas de las edificaciones más representativas labradas en las montañas de color rojo por la tribu de los nabateos hace un par de milenios, en tiempos que parecen tan remotos, pero a la vez tan cercanos al visitante cuando los tiene frente a frente, que muchos sucumben a la incredulidad y la emoción cuando se dan cuenta de las dimensiones y la magnificencia de este monumento a las capacidades de sus habitantes.

Petra, una ciudad sacada de la roca

El Khazneh, también llamado la Tesorería o la tumba del rey Al Khazneh, que para muchos es el monumento hecho en piedra más fotografiado del planeta; el Siq o desfiladero, lugar de recogimiento espiritual para los antiguos y que es una mezcla de formación natural y manos humanas; el Deir o monasterio, que es una de las piezas más enormes de esta exhibición al aire libre, son algunos de los puntos más visitados por los viajeros en su recorrido por esta inmortal ciudad.

Hollywood también se ha sumado en su admiración por este sitio siempre que hace falta un lugar que destile misticismo y antigüedad, no son pocas las superproducciones rodadas allí, entre ellas Indiana Jones y la última cruzada, Mortal Kombat, El retorno de la momia o Transformers: la venganza de los caídos, sólo por mencionar algunas.

Relacionados