Polinesia francesa, territorio galo ubicado al sur del océano Pacífico es básicamente un oasis de belleza en medo del mar y de esta colección de paisajes y riquezas naturales sobresale una de las islas más exóticas y magnificas del planeta, Tahití la mayor del archipiélago propiedad del gobierno francés y uno de los lugares más arrebatadores del globo; no solo es uno de los destinos turísticos más famosos a nivel mundial, sino que ha sido inspiración de pintores, escritores y realizadores de todas las épocas.

Nicolás Veracierta: Tahití, la joya francesa de los mares del sur

La naturaleza exuberante de Tahití y su relieve irregular, el color verde de su vegetación y azul intenso de sus aguas, la variedad de su fauna y flora, así como los atractivos paisajes que enmarcan su geografía resultan irresistibles a los visitantes que cada año llegan a sus costas buscando relax y la calidez del sol en sus orillas, comida excelente y entretenimiento paradisíaco, cosas que encuentran sin problemas.

Las tradiciones propias del lugar son realmente interesantes, las características folclóricas de esta región como sus bailes típicos, sus expresiones religiosas y espirituales, sus intercambios sociales y festivales culturales, así como otras muestras de su idiosincrasia como el tatuaje típico maorí, son parte de la experiencia de visitarlo.

Nicolás Veracierta: Tahití, la joya francesa de los mares del sur

Excursiones, senderismo, tours por las islas cercanas y gran cantidad de paseos son parte de la gran oferta turística que tiene Tahití y que cubre los deseos de hasta el más quisquilloso de los viajeros, no en balde ha sido refugio de personalidades y vacacionistas a lo largo de su historia.

Relacionados