Asia central ofrece a los viajeros algunos de los destinos más cargados de exotismo, aventura y misterio de todo el planeta, claro ejemplo de esto es la República de Uzbekistán, la cual se ha convertido en uno de los destinos turísticos de mayor interés para los visitantes de todas partes del mundo que quieren experimentar un poco del sabor de un territorio desconocido, del que sólo han escuchado hablar en contadas ocasiones pero que ofrece mucho a ojos foráneos.

Nicolás Veracierta: Uzbekistán, un viaje al centro de la Ruta de la Seda

La Gran Ruta de la Seda que se inició en el siglo I a.C, fue en un principio una red de líneas comerciales trazadas sobre el mapa asiático, pero cuyo significado se amplió al máximo cuando junto con las mercaderías que se trasladaban de un lugar a otro, los intercambios culturales, gastronómicos, sociales y políticos conectaron a todo el continente con Uzbekistán en el corazón del recorrido y del progreso.

Tashkent es la capital y ciudad más importante del país, junto a Samarkanda, Bukhara, Khiva, Shakhrizabs, Termez y Kokand que pintan un hermoso tapiz de colores, sabores y paisajes distintos y complementarios de un territorio empapado en historia y cultura milenaria, que se presenta ante los visitantes como un verdadero banquete.

Nicolás Veracierta: Uzbekistán, un viaje al centro de la Ruta de la Seda

Artesanías, música y una cocina que es necesario probar para comprender lo complejo de sus sabores, adornarán cualquier viaje a esta nación, la cual ofrece opciones muy variadas de alojamiento y entretenimiento que dejarán satisfecho a los más exigentes, además la sensación de estar descubriendo un tesoro perdido no desaparecerá mientras se encuentre en tierras uzbecas.

Relacionados