Nicolás Veracierta- ¿Buscando un destino exótico y paradisíaco para tus vacaciones?… Las islas Maldivas tienen todo lo que sueñas para unos días inolvidables… ¡Descúbrelas!

  • Las 1200 islas coralinas se encuentran en pleno océano Índico al sudoeste de Sri Lanka y a 450 Km de la India. Solo 230 islas están habitadas, por lo que se convierte en el país menos poblado de Asia.
  • El principal atractivo de las Maldivas no solo es la riqueza cromática de sus aguas, sino su vida subacuática, pues estas islas son el hogar de diversos ecosistemas marinosarrecifes de coral con más de 187 especies, 1100 especies de peces, 5 especies de tortugas marinas, 21 especies de ballenas, 400 especies de moluscos y 145 especies de cangrejos. No es de extrañar que sea uno de los mejores destinos para el buceo.
  • Las esponjas de la región han cobrado la atención del mundo, pues cinco de sus especies han demostrado poseer propiedades antitumorales y anticancerígenas.

¿Qué hacer en las Maldivas?

Además de contemplar sus aguas, recorrer las calles de Malé –capital de las islas Maldivas– te dará una idea de cómo es la vida más allá del turismo de lujo. Puedes visitar el Memorial a las Víctimas del Tsunami del 2004 u orar en la Mezquita del Viernes. No olvides probar el pescado en todas sus presentaciones y la ensalada mashuni, según Nicolás Veracierta.

Información para el visitante

  • El clima es tropical moderado y húmedo por la presencia del océano Índico, lo cual le permite tener una temperatura constante a lo largo del año. Desde mediados de abril y hasta finales de noviembre, las condiciones meteorológicas son favorables para apreciar las aguas en su máxima claridad.
  • Al ser el país menos elevado del mundo, es vulnerable a la subida del mar.
  • El islam es la religión predominante y oficial. Se recomienda adaptarse a estas costumbres locales.
  • Tras el Fenómeno del Niño de 1998, en el cual las aguas marinas se calentaron hasta llegar a los 5°C, 2/3 de los arrecifes se vieron afectados. El esfuerzo de las autoridades para su regeneración ha sido exitoso, pero las zonas continúan siendo protegidas bajo estrictas normas para garantizar el crecimiento de los corales.
  • Gran parte de los ingresos por la actividad turística son destinados para la conservación de las islas.

Por Nicolás Veracierta

Relacionados