La Isla de Pascua es uno de los principales destinos turísticos del mundo no sólo por su belleza natural, sino por los vestigios de la misteriosa cultura ancestral de la etnia rapanui: las enormes estatuas moái. Visitar esta tierra no es arribar a un sitio lleno de lujo, así que es un destino para los viajeros ecológicos. Nicolás Veracierta te cuenta todo lo que debes saber para viajar a la Isla de Pascua, la isla más insular del mundo.

  • Desde julio de 2007 es un “territorio especial”, de manera que está regida por un estatuto especial contemplando la ley orgánica constitucional chilena. Las visitas a este lugar remoto poseen algunas restricciones para garantizar su preservación.
  • En el idioma autóctono la isla era conocida con dos nombres: Te pito o te henua (“El ombligo de la tierra”) y Mata ki te rangi (“Ojos que miran al cielo”). Posteriormente, el nombre del pueblo aborigen y su idioma “rapanui” terminó por designar el nombre de la isla. El nombre “Isla de Pascua” se debe al navegante Jakob Roggenveen, quien la descubrió el día de la Pascua de Resurrección.
  • La única aerolínea disponible para llegar a la isla es Lan.
  • Posee un clima tropical fresco durante todo el año.
  • En la primera semana de febrero se inician las celebraciones de la fiesta de Tapati, en la que se realizan los concursos ancestrales de Takona (pintura corporal), Riu (relato de épicas y leyendas) y Haka Pei (descenso de los jóvenes desde una colina a bordo de troncos).
  • El toromiroárbol nativo de la isla– fue exterminado pero gracias a las políticas de preservación por parte del Real Jardín Botánico de Kew y del Jardín Botánico de Gotemburgo, está siendo reintroducido en la isla. Por su parte el hau hau –otro árbol autóctono– se encuentra en peligro de extinción. La isla es reconocida por los biólogos como una ecorregión única.
  • La isla en sí misma es un museo al aire libre, no solo por los moáis, sino por sus sitios ceremoniales, ahu y petroglifos . También tiene un Museo Antropológico llamado “Padre Sebastián Englert” que destaca por albergar el único moái femenino encontrado hasta la fecha.
La Isla de Pascua: el misterio del Pacífico
La Isla de Pascua es un misterio antropológico

La Isla de Pascua fue declarada Patrimonio de la humanidad por la Unesco en 1995.

Relacionados