Madagascar reta la imaginación de los viajeros: posee bosques tropicales primarioscostas hacia el océano Índico que guardan historias de piratas y desiertos de espinas. Además, es el mercado de canela más grande de África y uno de los mercados más destacados para la venta de madera. Esta isla no posee clasificación, pero es la cuarta isla más grande del mundo y en ella hay mucho más que descubrir:

https://youtu.be/x3oYF6CAXv8

  • Madagascar se encuentra dentro de la lista de países megadiversos, es decir, alberga uno de los mayores índices de biodiversidad: el 80% de las especies de la isla son endémicas; el lémur de cola anillada, el geco diurno de Madagascar, la boa de Madagascar, las tortugas radiadas, angonoka, colaplana y la tortuga araña, el fossa carnívoro, las tres familias de aves son parte de la fauna más sobresaliente. En cuanto a la flora, los baobabs y orquídeas que adaptaron su evolución a las condiciones de la isla no dejan de maravillar a los visitantes.
  • Sincretismo entre los diferentes cultos: aunque la mayoría de la población está conformada por cristianos, la religiosidad combina tradiciones ancestrales como la práctica del Famadihana. Este sincretismo también se expresa en las diversas manifestaciones culturales y modos de vida, de allí que la isla malgache sea considerada afro-asiática.

Antananarivo: un lugar imperdible

La capital de Madagascar
La capital de Madagascar

La capital de la isla brilla por su producción y venta de arroz, tabaco, textiles y artículos de piel labrados con experticia, calidad de exportación y precios asequibles. Entre sus atractivos turísticos se encuentran:

  • Mercado local: con sus perfumes exóticos. Los tejados del mercado recuerdan la espalda de los cebúes.
  • Rova: la ciudadela fortificada de comienzos de siglo XII en la que se encuentran tumbas reales y palacios tradicionales.
  • Museo Manampisoa: este museo es conocido por su exhibición de mobiliario, joyas, platos y sombrillas.
  • Museo de arte y arqueología: exhibe objetos de culto, utensilios domésticos, agrícolas, juguetes e instrumentos musicales.
  •  Palacio de plata: para admirar los frescos reales de imágenes populares.
  • Escalera de Lastelle: al subirlas, se encuentra la plaza de la independencia con una maravillosa vista panorámica de Madagascar.

Relacionados