Diversión es la palabra clave a la hora de planificar y vivir unas vacaciones en la alegre, colorida e intensa ciudad de Pattaya, en Tailandia. Cada año son millones de viajeros y turistas los que se aventuran a un destino emocionante, de exquisita comida, mágicos paisajes, estupenda vida nocturna y placeres para todos los bolsillos, tanto si se trata de familias enteras, grupos grandes o pequeños, parejas en busca de la perfecta luna de miel o aventureros a la caza de emociones, para todos hay este un paraíso encantador.

Pattaya es un gran parque de atracciones para todos los gustos

Pattaya está ubicada a tan sólo 150 kilómetros de la capital tailandesa de Bangkok y es uno de los municipios más movidos de todo el país, principalmente por la fuerte actividad turística que presenta, lo que la ha llevado a desarrollarse en esta dirección, invirtiendo gran cantidad de recursos económicos y humanos en hacerla más limpia, amigable y entretenida para los visitantes, la variedad y accesibilidad de actividades para todos los gustos, suele sorprender y encantar a quien llega.

Pattaya es un gran parque de atracciones para todos los gustos

Las playas son uno de los principales atractivos para todos los estratos, especialmente las más visitadas como Jomtien, Pattaya y la isla Koh Lan así como las islas cercanas a la bahía. Además, se ofrecen cosas que hacer para todo y para todos, desde jet skis, submarinismo a poca profundidad, deportes acuáticos o simplemente recostarse en la orilla con una bebida de color brillante a descansar.

Pattaya es un gran parque de atracciones para todos los gustos

Los deportes de riesgo como el puenting o bungi, paracaidismo, carting, paint ball o Muay Thai (boxeo tailandés) se mezclan en el menú con otros más relajados, como el ciclismo en todas sus modalidades, una gran cantidad de campos de golf, caminatas y mucho más.

La gastronomía es otro de los puntos de fuertes de visitar Pattaya, puesto que aparte de los mariscos y frutos de mar más frescos, los productos típicos de la zona (que incluyen una buena cantidad de insectos comestibles para los más atrevidos), pueden encontrarse una gran selección de comidas de otras latitudes,  francesa, italiana, suiza, alemana, húngara, escandinava, inglesa, india, árabe, japonesa y china.

Walking Street y su vida nocturna son famosas en todo el planeta, llena de discotecas, cabaretsmúsica en vivo o simplemente caminarse las calles llenas de gente buscando pasar un buen rato.

Relacionados