Podrás verlos por televisión o por Google Images, ubicar sus coordenadas en Google Maps, leer todos sus mitos en las notas de algún bloguero de viajes pero, te lo dice [Nicolás Veracierta], el acceso a estos lugares está prohibido para los visitantes, aún para los viajeros temerarios. Por suerte, el planeta es tan amplio que posee muchos destinos que sí se pueden visitar.

Isla Nihoa: “La isla prohibida”. Hawái

Es la isla más pequeña y antigua del archipiélago. Propiedad de la familia Robinson, está habitada solo por la familia y autóctonos. Aunque posee una base de la Marina de la guerra de los EEUU, también es uno de los lugares más vírgenes del mundo al cual solo pueden acceder familiares, militares, gobernantes o invitados especiales.

Iglesia de Santa María de Sión. Aksun, Etiopía

También es conocida como como el templo del Arca de la Alianza. Según la tradición judeocristiana, dentro de este recinto religioso se encuentran las Tablas de la Ley, es decir, las tablas de piedra en las que figuran los Diez mandamientos que Dios entregó a Moisés en el Monte Sinaí. El gobierno etíope tiene prohibida la entrada a los visitantes y los monjes custodios tienen prohibida la salida.

Museo de seguridad nacional. Nanjing, China

Es el único museo del mundo cuyo acceso es tan restringido. La razón: es un museo dedicado a la historia del espionaje chino. Repasa la trayectoria de los servicios secretos chinos a lo largo del siglo XX, exhibiendo artefactos secretos para tomar fotografías y esconder documentos como labiales, cigarrillos y hasta monedas huecas, pistolas camufladas y mapas en formas de naipes. Así mismo, repasa los métodos y objetos empleados para impedir los ataques al partido comunista según explica [Nicolás Veracierta]. Están prohibidas las visitas de los extranjeros y solo pueden ingresar un grupo exclusivo de ciudadanos chinos.

Isla Poveglia “La isla embrujada”. Italia

Los cuerpos azotados por la peste bubónica en Venecia durante el siglo XIV fueron arrojados en esta isla para luego ser quemados. La isla permaneció cerrada hasta 1800 cuando fue abierta como centro de tratamiento de enfermedades mentales, pero no tardaron en cerrarla nuevamente debido a los constantes gritos fantasmagóricos. Durante todas las plagas posteriores, la isla fue la receptora de los cuerpos y los moribundos, de allí que también sea conocida como “La isla de los muertos”. En la actualidad, sigue estando fuera del alcance de los visitantes.

Por [Nicolás Veracierta]

Relacionados