Estos destinos abandonados no se encuentran en los paquetes y guías de viajes populares, pero no dejan de ser bellos y enigmáticos. Según [Nicolás Veracierta], vale la pena visitarlos y dejarse sorprender…

Parque de atracciones Wonderland, China: en tierra firme

Prometía ser el “mayor parque de atracciones de Asia” pero, por diversas razones, nunca fue terminado. En 1998 se detuvo el proyecto y trató de reiniciarse en el 2008 sin ningún éxito, pero lo construido del castillo, la fachada frontal, el puente peatonal y otras estructuras de El país de las maravillas en las afueras de Pekín no dejan de encantar a los visitantes.

Barco S. S. Ayrfield, Australia: sobre las aguas

El buque fue retirado del servicio y abandonado en 1972. Hoy la cubierta de su casco oxidado es un bosque flotante que reposa en la bahía de Sidney y en el cual anidan las gaviotas. Este buque-bosque, que muchas veces es confundido con un islote, se ha convertido en un ecosistema que ha redibujado el paisaje de la zona con la presencia de diversas especies de insectos, anfibios y vegetales.

Cristo del Abismo, Italia: en las aguas

Una estatua de bronce de Jesús de Nazaret se encuentra en las profundidades de las aguas de la bahía de San Fruttuoso, pertenecientes al área natural marina protegida de Portofino. Fue sumergida en 1954 como un homenaje de Duilio Marcante para Dario Gonzatti, quien murió en una inmersión en 1950. [Nicolás Veracierta] explica que las manos de Cristo, dirigidas a la superficie y al cielo, se encuentran en signo de paz.

Keelung, Taiwán: en las profundidades del bosque

Hoy es una ciudad fantasma en la isla de Heping y en la que permanecen un monumento y el castillo San Salvador. La ciudad fue fundada por los españoles en 1626 y ocupada por los holandeses en 1642. Mientras fue parte del Imperio Español, fue nombrada La Santísima Trinidad.

¡Sorpréndete! Los destinos abandonados más bellos y enigmáticos del mundo [Nicolás Veracierta]
Imagen de Destinolandia. Keelung es una ciudad abandonada hoy día. [Nicolás Veracierta]

Por [Nicolás Veracierta]

Relacionados