Argentina y Chile son puerta de entrada a una de las últimas fronteras del planeta, uno de los lugares más hermosos del globo pero que hasta hace algunos años no se encontraba entre los itinerarios de los turistas, aún de los más intrépidos y aventureros; sin embargo, la Antártida hoy se ha convertido en un destino cada vez más popular, pero que busca a su vez, mantener los niveles de conservación y protección al medio ambiente que permitan su disfrute por las próximas generaciones.

Viaje a Antártida, el lugar más frío del planeta

Ushuaia es el punto de salida desde Argentina al continente helado, sin embargo los trabajos en la materia que adelanta Chile para el aprovechamiento turístico de la zona los hacen altamente competitivos; el punto es, que desde la América continental es bastante fácil y hasta común llegar a este lugar, se dice común, debido a que alrededor de 70mil visitantes por año son recibidos en las gélidas temperaturas y blanca belleza de la zona, todo un festín para los sentidos.

Bahía Paraíso, los canales Le Maire y Neumayer, así como Puerto Lockroy y el estrecho de Gerlache son algunos de los lugares más visitados del recorrido turístico que puede llegar a durar hasta 10 días, que además del paso por algunos de los sitios más hermosos de la región permite avistar las especies animales propias del lugar.

Viaje a Antártida, el lugar más frío del planeta

Pingüinos de al menos seis clases distintas, lobos marinos, focas de Weddel y Cangrejeras, osos marinos y muchos otros se presentan ante los ojos y los lentes de los viajeros.

Buceo en aguas heladas, paseos en kayak, caminatas por senderos nevados y excursiones que sobrepasan el círculo polar ártico son algunas de las opciones que se ofrecen tras la llegada, siempre con el correcto cuidado y siguiendo las normas de protección a la naturaleza.

Relacionados