«Viajar te deja sin palabras y después te convierte en un narrador de historias».

Ibn Battuta